Reformas de ventanas

Otro aspecto importante en las rehabilitaciones de los edificios son las ventanas. Tanto el vano como la estructura para cubrirlo han de estar preparados para aguantar los fenómenos meteorológicos exteriores. Y esto siempre no es así.

Sobre todo en edificios antiguos, las reformas de ventanas se hacen necesarias desde muchos puntos de vista. Las empresas de rehabilitaciones deben también tener en cuenta la eficiencia energética de los edificios. Toda estructura aislante deberá estar preparada para aguantar los cambios de temperatura, así como para evitar las condensaciones.

En pisos, casas de campo y otros inmuebles de cierta antigüedad, es común que las ventanas sean de madera. En muchos casos este material no ha sido mantenido correctamente, por lo que los operarios de nuestra empresa se hallan ante elementos verdaderamente destrozados.

Cuando el usuario se plantee cambiar las ventanas, el grupo de reformas deberá realizar una valoración sobre el muro y el estado del hueco. El marco y todos los elementos estructurales habrán de quedar perfectamente ensamblados, dispuestos para evitar las fugas de aire y otros inconvenientes dados por deficientes instalaciones.

En el momento de decidirse por el tipo de material para la ventana, tendrá que ser tenido en cuenta el coeficiente de conductividad térmica del material, factor fundamental por encima de otros. Si una ventana es estética pero no es eficiente como aislamiento, de poco servirá.

Los perfiles de las nuevas ventanas de aluminio, por ejemplo, necesitan una integración de un elemento específico de poliamida o PVC, lo que constituiría la rotura del puente térmico. Por otra parte, si solamente se desea aislar y no una decoración específica, el cliente puede optar por las ventanas con perfiles exclusivamente de PVC o policloruro de vinilo. No se trata de un producto pensado para decorar, pero sí para obtener la máxima eficiencia de aislamiento energético.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE